Medir el Analytics y de pitch con poetas y naranjas – Bitácora – Traction

En Bitácora, Sobre Startup Academy

IMG_4708

El Centro de Innovación BBVA decora el fin de semana de despedidas, y con esa melancolía empieza el viernes de primavera. Viene a vernos Luis Díaz del Dedo (@luisdiazdeldedo), el growth hacker por excelencia, a darnos consejos y trucos muy útiles para sacarle todavía más partido al Google Analytics. En especial, atiendo expectante a cómo se las ingenia para medir las cosas que aparentemente no dejan rastro en la herramienta. Por ejemplo, ¿cómo medir a la gente que se va de nuestra página? ¿Cómo saber más de ellos? Nos habla de campañas, medios y de expresiones regulares, para acabar aprendiendo a colocar botones en lugares inimaginables.

Luis también nos explica cómo crecer en redes sociales y de la importancia de quién es el responsable de las cosas -si tú o tus usuarios-, y cómo dosificar e incentivar el protagonismo que les das a ellos para que consigan tracción a tus cuentas o a tu web. En realidad, sobrevuelan todas las clases que hemos tenido, dándole gamificación y aspectos más psicológicos, aprendiendo a motivarlos, retarlos, pensando qué darles a cambio. Sin olvidar los límites del derecho digital. -“Ahora empieza la batalla de verdad” – es el consejo que nos da.  – “Si realmente habéis aprendido, ahora montad cosas y tratad de hacerlas funcionar en el mundo real.”

Recogiendo el portátil, por la ventana se aparece un poeta francés, Paul Eluard, que grita: “El futuro es azul como una naranja“. Y empiezo a darle vueltas pensativo, sorteando a los peatones. Entre ellos, Serrat cantando “Hoy puede ser un gran día“, mientras se dibuja un sol en el paseo de The Heroes Club. Al fondo, una Torre Eiffel blanca señala el camino hacia el pitch. Es la hora de la verdad y los 4 proyectos deben contarse. Es un simulacro que tiene que salir bien, porque en 2 semanas al Investor’s Day vendrán inversores reales y éstos no permitirán los fallos. Eluard vuelve a aparecer, y busca el ascensor que ha oído. Al final brindamos con licores de almendra, aprendiendo que los versos no se explican y que lo que pasa en un ascensor, se queda en el ascensor. Por eso, no os puedo contar cómo fue el pitch del Capitán Spaulding, que consiguió cazar a un elefante en pijama, aunque nadie sepa cómo consiguió ponerle el pantalón. Los proyectos finalmente son un éxito, plasman lo mucho que hemos aprendido en 4 meses. Hay besos y abrazos, camisetas, amistades. Y, finalmente, se aparece Gómez de la Serna que antes de cerrar la puerta nos resuelve la intriga con una de sus greguerías: “El secreto del éxito es un secreto a voces“.

 

email
  1. Comentarios
  2. […] Medir el Analythics, y de pitch con poetas y naranjas (27-28 marzo) […]

 
Añade tu comentario