De Kubla Khan al Investor’s day, financiando una travesía – Bitácora

En Bitácora, Sobre Startup Academy

Cuentan que a las 4 de la madrugada se escribió el poema de Kubla Khan, una majestuosa obra con 50 versos tan bellos como desordenados, presos una escritura apresurada que no quería atender a razones, que quería correr hasta escribir su último verso. Bastante lejos del palacio de Xanadú que evoca el poema -en The Heroes Club que dobla el Jorge Juan madrileño- celebramos la clausura del curso, con el Investor’s day. Van apareciendo invitados sin cesar. Un espacio lleno de nombres propios del mundo empresarial, que los alumnos saludamos con lógico interés.

DSC_0972

Crepitan en cada baldosa los nervios ante el directo del examen final. Pero pronto se atenúan, es el momento de celebrar la travesía. El método Lean Startup, al fin y al cabo bebe del célebre verso machadiano: que testear y validar hacen el camino y no la senda de una teoría previa.

Amparo y Antonia, repasan todos los mares recorridos. Desde cómo mucho tiempo atrás surgió la idea de una aceleradora, Business Booster, que detectaba un problema en el mercado digital, y que pronto buscó a Florida Universitaria, para darle arquitectura, y pronto se apuntaron más amigos comprometidos con el viaje. También destacan cómo en 4 meses se han ideado proyectos ayudados con 60 profesores, múltiples herramientas y metodologías, especializaciones, mentorías y un gran esfuerzo de grupo. Además lo acompañan con imágenes, que nos hacen recordar fines de semana que parecen lejanos por lo intensivo y diverso del curso. Coleridge escribió el poema, de manera disruptiva respecto su estilo anterior, no sólo por la somnolencia de la hora sino porque ya anidaban en él ideas inconscientes que se plasmaron en el papel. Creo que con Startup Academy en este último día nos pasa algo parecido. Nos hace falta escuchar todo lo que hemos hecho y trabajado, todas las vueltas que le hemos dado a nuestros proyectos, todos los canvas que hemos tachado y corregido, para ser conscientes de que sabemos más de lo que creemos que sabemos.

11156338_670784299716340_3841486850407740538_n

Es un momento especial y por eso esta crónica se tiñe más de épica de lo habitual. Hay 4 proyectos que presentar y los requisitos son tan injustos como reales: solo 8 minutos para resumir 4 meses. Se quedarían cortos incluso para la nota a pie de presentación, pero el esfuerzo de síntesis y exposición es el penúltimo reto.

Los 4 proyectos son bastante diversos: Handoo, busca corresponder la necesidad. Driveo, busca en la guantera de un coche seguridad y ahorro. Master Key, le gana el tiempo a un hotel, y el lag al jet. Y Lovefit, es un frenadol refrescante y divertido para las parejas que no se resignan a las noches de escena en el sofá, que cantaba Sabina. Las presentaciones reciben el implacable interrogatorio de 7 expertos e inversores, entre los que están, entre otros, representantes de Swanlaab, Banco Sabadell y Fundación Entrecanales, además de Abel Linares, y sobre todo las balas certeras de Alejandro Zunzunegui, que al igual que en sus clases nos suelta perlas como:

¿Qué es eso del mercado potencial? A mi dime quién es tu early adopter y quién va a ser tu primer cliente. Si no lo conoces, cómo te va a querer conocer un inversor…

11162205_670784319716338_1740315676970100148_n

Sí que hay consenso, a pesar de matices y dudas, en reconocer el esfuerzo hecho, y en darnos la enhorabuena por la solidez del aprendizaje de los conocimientos. Idea en la que también insisten Empar Martínez y Juan Latasa, al entregarnos los diplomas.

Más tarde, prosigue el networking con todos los mentores, coaches, inversores, futuros alumnos, incluso actrices de excepción como Asumpta Serna. Ahí prosiguen los consejos y las enseñanzas, y también los vinos que seguro que a más de uno, horas más tarde les llevarían a poner Xanadú en un lean canvas.

Más fotografías del evento










email
Aún no hay comentarios para este post, se tu el primero!